Una vida sin colesterol

May 31, 2016

Durante varias décadas se ha difundido, y mucho, información que asegura y asegura demostrar que el consumo de alimentos altos en colesterol es dañino para la salud porque se dice que éste, es causante de enfermedades cardiovasculares y, como última consecuencia, la muerte. Por ello, en general la directriz de muchos médicos, nutriólogos y organismos de salud es evitarlos o por lo menos disminuir su ingesta.

 

Sin embargo, por diferentes circunstancias, no se ha dedicado tiempo suficiente para informarnos bien a bien qué es el colesterol y realmente porqué se encuentra en niveles altos en personas con enfermedades generalmente crónico degenerativas y específicamente, en aquellas relacionadas con el corazón.

 

Es por ello que en esta ocasión decidimos escribir sobre qué es el colesterol y por qué lejos de estar causándonos la muerte, su misión es salvarnos la vida.

 

El colesterol es una molécula de la familia de los esteroides. Es un componente estructural de las membranas celulares en todos los seres humanos y animales y se encuentra en mayor concentración en el cerebro.
Todo nuestro cuerpo está constituido por células y, precisamente es el colesterol quien provee de estructura y fluidez a las membranas de las mismas, permitiendo la comunicación entre ellas para que podamos funcionar como humanos y no seamos sólo un cúmulo de ellas [1].

 

¿Y de dónde sale el colesterol? En su mayoría, aproximadamente 80%, es sintetizado por el cuerpo, y una pequeña parte -leíste bien, sólo una pequeña parte-, 20%, proviene de los alimentos.
Gran parte de la síntesis del colesterol se lleva a cabo en el hígado a partir de dos moléculas de una sustancia llamada acetil-coenzima A (cetonas), siguiendo un proceso conocido como vía del mevalonato, que deriva de la degradación de ácidos grasos y glucosa [2, 3].

 

El colesterol, es responsable de la formación de las conexiones neuronales o sinapsis (aquellas que nos permiten aprender y memorizar) [4] y, además de ser el componente principal de las membranas celulares, es la molécula a partir de la cual el cuerpo humano sintetiza [5]:

 

* Ácidos biliares- indispensables para la digestión y absorción de grasas y vitaminas liposubles, como A, E y K2.

 

* Hormonas esteroideas – estrógenos, testosterona, progesterona, cortisol, aldosterona, etc. Indispensables para la reproducción y por ende nuestra supervivencia como especie.

 

* Vitamina D – esencial para funciones inmunitarias, precursor de hormonas esteroideas, para el correcto metabolismo del calcio y el magnesio (formación de huesos), la fertilidad, entre muchos otros procesos. Sencillamente vital.

 

Entonces si el cuerpo lo sintetiza ¿por qué el cuerpo sintetizaría en exceso algo que pone en riesgo su existencia? Si partimos de la teoría fundamental de la evolución, creer que el cuerpo fabrique algo que “lo está matando” y además en exceso, no tiene ningún sentido o, ¿Acaso la naturaleza nos está engañando?

 

La búsqueda de la respuesta a porqué el colesterol se acumula en las arterias y porqué nos hace daño ha sido por demás compleja y ha tomado mucho tiempo. Aún hoy a través de resultados de varios estudios y del planteamiento de diferentes hipótesis apenas comenzamos a entenderlo.

 

Los estudios referidos [4] sugieren que se trata NO de colesterol, sino de una Lipo-proteína de Baja Densidad o LDL en estado oxidado circulando en el torrente sanguíneo. Este LDL oxidado es propenso a unirse y penetrar las paredes de los vasos sanguíneos o endotelio (ver figura 1), provocándoles daño e inflamación, al mismo tiempo que más LDL oxidado continúa acumulándose sin parar hasta formar la famosa “placa” que se encuentra en los tejidos de las personas con arterosclerosis.
El mismo proceso inflamatorio provoca la degradación del colágeno en el tejido afectado e inhibe la producción del mismo, lo que como consecuencia se traduce en una ruptura de la placa, la formación de un coágulo y, un ataque cardiaco (ver figura 2).

 

 

Existen varias razones por las que se puede tener exceso de LDL oxidado en la sangre; muchos señalan directamente al consumo de aceites vegetales (soya, canola, cártamo, girasol, maíz, etc.) naturalmente ricos en ácidos grasos poliinsaturados o PUFAS como responsable ya que los PUFAs, altamente oxidables, son parte de la capa externa de lípidos que protege a la LDL.

 

Regresando al hecho de que el colesterol es el responsable de la formación de sinapsis, principal componente de las membranas celulares, precursor de ácidos biliares y hormonas esteroideas y, esencial para el sistema inmunitario ¿Te imaginas una vida sin colesterol? Nosotros no.

 

En nuestra próxima entrada sobre el colesterol abordaremos desde nuestra perspectiva la confusión entre: colesterol, colesterol bueno (HDL) y colesterol malo (LDL).

  1.  

    http://www.cholesterol-and-health.com/Cholesterol-Cell-Membrane.html

  2.  

    http://guiametabolica.org/ecm/sindrome-smith-lemli-opitz-slo/info/es-colesterol

  3. “The Obesity Code, Unlocking the secrets of weight loss”, Jason Fung, MD, Graystone books.

  4. http://cholesterol-and-health.com /Cholesterol and Health/Learning and Memory and, /Cholesterol and Disease/Myths and Truths/Hearth Disease

  5. http://www.westonaprice.org/know-your-fats/cholesterol-friend-or-foe/

Save

Please reload

Entradas

La infame insulina.

September 20, 2016

1/8
Please reload

Entradas Recientes

September 20, 2016

April 25, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Busca por etiqueta
Síguenos
  • White Twitter Icon
  • White Facebook Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Google+ Icon

D.R. 2015 CÁSCARA DE NUEZ

WhatsApp
  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Pinterest Icon